Según confirmó la compañía gala, esta empresa conjunta estará participada en un 51% por los socios locales y en un 49% por Renault. Así, el FNI mantendrá el 17% del accionariado, mientras que la SNVI contará con el 34% del capital total.

Renault indicó que a través de este acuerdo se construirá una nueva factoría en Orán que se dedicará a la fabricación de turismos y vehículos comerciales para el consorcio Renault, que se destinarán, principalmente, al mercado argelino.

Este centro tendrá una capacidad de producción inicial de 25.000 unidades, aunque se podrá ampliar hasta 75.000 unidades al año en función de la demanda del mercado. El primer modelo que se fabricará en esta factoría será el Renault Symbol.

La empresa automovilística señaló que su intención es aumentar el contenido de componentes fabricados en el país de forma progresiva, con el fin de desarrollar la industria del sector en el país africano. Además, Renault utilizará su experiencia para la formación de los trabajadores.

La multinacional francesa indicó que durante varios meses, equipos de Renault y de los socios argelinos han estado trabajando conjuntamente para identificar los programas de formación necesarios y sobre la utilización y uso del centro formativo de Orán, que se dedicará al área de automoción.

El director de Operaciones de Renault en la región de Euromed-África, Jean-Christophe Kugler, aseguró que es “un placer y un honor” ser parte de este acuerdo que servirá para desarrollar el sector industrial en Argelia.

“Renault está orgulloso de ser el primer fabricante de automóviles en establecer plantas de producción en Argelia. También es motivo de orgullo contribuir al desarrollo de la industria automovilística en el país”, añadió.